Escribir es conocerse. El aforismo griego “Conócete a ti mismo” sigue expresando hasta nuestros días una de las tareas fundamentales que tenemos como humanos. Una propuesta para iniciar ese camino desafiante, es a través de la escritura introspectiva.

La escritura introspectiva nos permite explorar nuestros pensamientos más repetitivos, catastróficos, ingenuos, dicotómicos, esperanzadores, positivos. Escribir para conocerse es prender una velita en toda esa masa negra amorfa para comenzar a observarla. 

Con el paso del tiempo y si continuas escribiendo, la escritura ya no sólo se convierte en una luz, también en una herramienta para ir descifrando, nombrando, trabajando y reinterpretando todo ese mundo interior, el cual ya no es sólo un agujero negro que consume tu energía. Es ahora un motor para irte conociendo mucho mejor.

El acto de escribir es una exploración en sí. Es una forma de verte, entenderte y resignficarte. 

Se escribe a veces como descarga emocional. Se escribe con furia, con tristeza, con frustración e incertidumbre. Otras se escribe con amor, con felicidad, con agradecimiento. Otras más con la mezcla inherente de esas emociones y sus estados. A veces al escribir se busca la calma, la reconexión. Otras veces se escribe para salir de sí mismo. Alejarse y poner distancia ante el cúmulo de la vida misma.

La escritura salva vidas. La escritura es esa compañera en los días más oscuros, cuando se siente que no hay personas que nos puedan escuchar y entender. Es ese barco que nos rescata en la tormenta emocional. Que nos ayuda a transitar hasta que podamos comunicarnos otra vez con el mundo exterior.

Escribir para sentirse parte de uno. Para pertenecernos. Para contemplarlos. La escritura es creativa, liberadora y sanadora. Se puede escribir en prosa, en lírica, en ambas. En frases cortas. En frases largas, atiborradas, con muchas comas, con muchos verbos y adjetivos, con mucho sentido, sin sentido, con ritmo, sin ritmo.

La escritura introspectiva no tiene reglas específicas, pero sí acercamientos que nos permiten guiarnos. 

Taller de Escritura Introspectiva

Si quieres conocer más acerca de la Escritura Introspectiva te invito a mi taller, en el cual aprenderás los diferentes tipos de diario, ejemplos, preguntas detonantes, reflexiones en torno a la escritura y la psicología. Estrategias para comenzar a escribir sobre ti, tus relaciones personales, tu punto de vista y aprender a conocerte más en ese proceso. También descubrirás escritoras y escritores que han abordado este tipo de escritura.

Información general

Taller de dos sesiones. Las clases se impartirán el martes 27 de septiembre y el 4 de octubre a las 18:30 horas. Cada clase tendrá una duración de una hora y media. El curso es online, a través de Zoom. Tiene un costo de 150 pesos mexicanos. Va dirigido a toda persona que quiera conocerse a través de la escritura.

Inscripciones

Para inscribirte envía un mensaje vía WhatsApp al número (+52) 5513951535 o un correo electrónico a wendygarridogranada@gmail.com con tu comprobante de depósito. Por la misma vía se notificará tu inscripción y se te enviarán las instrucciones específicas, luego de que se verifique que el deposito ha llegado correctamente. Si tienes más dudas también puedes comunicarte al mismo número de WA y/o al correo.

*Es importante que sepas que ese número es solamente para WhatsApp, no acepta llamadas o mensajes. No es necesario que agregues la clave (+52) si estás en México. Sólo es por si vives en otro país.

Depósito en banco mexicano

Transferencia bancaria

Banorte

Wendy Garrido Granada

Cuenta: 0402235277

Clabe Interbancaria: 072180004022352774

Deposito si vives en Estados Unidos o no tienes una cuenta mexicana

Si vives en Estados Unidos. Puedes depositar la cantidad de 10 dólares por Zelle al teléfono 971-326-5862 o al banco Wells Fargo. Pregunta por más información vía WhatsApp o correo electrónico.